El prólogo de la 38ª edición del Dakar se ha visto marcado por un accidente del vehículo 360, que se saldaba con 4 espectadores heridos, al...

domingo, enero 03, 2016 by TheOlbap
El prólogo de la 38ª edición del Dakar se ha visto marcado por un accidente del vehículo 360, que se saldaba con 4 espectadores heridos, al salirse de la pista en el kilómetro 6,6. La organización, aparte de desplegar todos los medios a su disposición en el lugar del accidente, ha decidido neutralizar la carrera. Por lo tanto, se ha anulado la especial cronometrada camiones. A nivel deportivo, la especial autos nos ha deparado una sorpresa interesante.


Se esperaba que los grandes favoritos de esta 38ª edición acapararan los primeros puestos en esta primera especial. Sin embargo, el holandés Bernhard ten Brinke daba la sorpresa y se imponía, aprovechando los 11 kilómetros para destacar al volante de su Toyota Hilux. Los favoritos han preferido optar por cierta prudencia o han sufrido algún pequeño percance. 

Ese ha sido el caso de Carlos Sainz (Peugeot) que perdía su capot al pasar por un río. El piloto de Peugeot calculaba en la meta de la especial que eso les había costado por lo menos 3 segundos y probablemente la victoria, en su opinión. Otro español, Xevi Pons (Ford), completa un podio inédito. Nasser Al Attiyah (Mini), campeón el año pasado, termina cuarto, delante del resto de los favoritos anunciados, con una ventaja de 2 segundos sobre Roma (Mini) e Hirvonen (Mini) y de 4 segundos sobre De Villiers (Toyota), Peterhansel, Loeb y Despres para Peugeot. Sébastien Loeb, sobre quien estaban puestas todas las miradas, termina con el mismo tiempo que sus compañeros, mostrando que no tiene pensado quedarse en la sombra de sus ilustres colegas. La etapa de mañana tiene su meta en Villa Carlos Paz, escenario del Rally de Argentina, prueba en la que Sébastien Loeb se ha impuesto más veces, así que no es descabellado pensar que el piloto de Peugeot podría “soltarse” un poco más… 

En la categoría motos, Joan Barreda (Honda) se ha impuesto, con el mismo tiempo que Rubén Faria (Husqvarna), al término de los 11 kilómetros de la especial. Los dos jefes de filas de los equipos Honda y Husqvarna empiezan, por tanto, de forma óptima su Dakar, a diferencia de otro favorito, Paulo Gonçalves (Honda). El piloto portugués ha sufrido varios problemas mecánicos, lo que le ha obligado a pararse durante la especial en varias ocasiones. Se queda a un minuto de los ganadores, por lo que mañana partirá en la 50ª posición y se verá obligado, con toda probabilidad, a atacar más de lo previsto, para acercarse a sus rivales. 

En quads, el chileno Ignacio Casale, ganador de la categoría en 2014, se ha impuesto con un tiempo de 7 minutos y 14 segundos. Bonita revancha para el chileno que se veía obligado a abandonar el año pasado al término de la 10ª etapa. Cabe destacar que Rafal Sonik, campeón el año pasado en esta categoría, padecía un pequeño contratiempo técnico que le dejaba a 23 segundos del líder en la clasificación provisional. 

Tras esta primera etapa para calentar motores, mañana empiezan las cosas serias con una etapa de más de 650 kilómetros, que llevará a los competidores de Rosario a Villa Carlos Paz. Es posible que las precipitaciones anunciadas para esta noche modifiquen la situación de cara a la primera parte de la etapa. Otro punto importante: el recorrido de los autos/camiones y el de las motos/quads serán diferentes. Los primeros tendrán que hacer frente a un tramo cronometrado de 258 kilómetros y los segundos de 227 kilómetros. 


Repost from dakar.com