Tierra de contrastes La inmensidad de la Argentina despierta la imaginación de los amantes de los grandes espacios. Al dejar Buenos Aires, ...

lunes, diciembre 27, 2010 by TheOlbap
Tierra de contrastes

La inmensidad de la Argentina despierta la imaginación de los amantes de los grandes espacios. Al dejar Buenos Aires, la ruta hacia el norte llevará a los competidores a una tierra de contrastes, en un día, donde después de unos cien kilómetros, la vegetación se transformará según el relieve. Asimismo, las cualidades de pilotaje requeridas son cambiantes, pasando de la sequedad a lo húmedo. Aquí se recompensará la facultad de adaptación y los corredores aptos para el cambio se sentirán más cómodos. En los tres días de la primera sesión argentina, el Dakar se aventurará especialmente en las provincias de Jujuy y de Salta, y se acercará a Bolivia. El rally se aventurará entonces en estos nuevos territorios trazados en torno a la mítica ruta 40.


El extremo norte

Para pasar a Chile, se tomará un nuevo paso, tan extraordinario como los anteriores: el Paso de Jama.

El desierto de Atacama fascinó enseguida a los competidores del Dakar. Su extensión permite saciar la sed de dunas y de arena. Los "spots" de Copiapó y de Iquique están a punto de convertirse en ineludibles del rally raid. Tras la edición 2011, habrá que agregar probablemente a la lista, la ciudad portuaria de Arica, donde el Dakar llegará al extremo norte de Chile, en el límite del vecino Perú. En el centro del rally, a menudo las etapas desérticas se revelarán selectivas. Las dificultades de paso se mezclarán con delicadas elecciones en la navegación. Aquí los expertos se distinguirán.

Otra forma de desierto

Tras el magnífico paso de la frontera con el Paso San Francisco, penetraremos en territorio argentino bajando lentamente las mesetas de la Cordillera de los Andes. Después de la sesión de fotos, el deporte retomará sus derechos con una etapa rica en dunas blancas de Fiambalá. Nuevamente están previstos los cambios de decorado, descubriendo cañones y ríos desconocidos por los competidores, en la ruta que tomarán para llegar a San Juan: aquí el desierto aparecerá cortado como con hachazos.